Amistad Judeo-Cristiana

Tisha BeAv

«Regocijaos con Jerusalén… participad en su alegría,

vosotros que os enlutáis por ella»

(Isaías 66,10)

Tisha b’Av o Tish’ah b’Av (תשעה באב) es el principal día de ayuno y abstinencia en el judaísmo rabínico. Su nombre hace referencia al noveno día (Tisha) del mes hebreo de Av, que cae en la canícula boreal. Se le suele llamar el «día más triste de la historia judía» y es un día de luto por la destrucción del Templo y el exilio de Israel, durante el cual los judíos se abstienen de comer, beber, bañarse, usar calzado de cuero, y mantener relaciones maritales durante la noche y el día del 9 de Av (18 de julio). Tradicionalmente conmemora la destrucción del Primer Templo de Jerusalén por los ejércitos de Nabucodonosor II; la aceptación del calumnioso informe de los diez espías durante la época de Moisés, tras el que se emitió un decreto prohibiéndoles la entrada a la Tierra de Israel (año 1312 AEC); la destrucción del Segundo Templo por las legiones de Tito; la caída de la fortaleza de Betar, durante la rebelión de Bar Kojba; la expulsión de los judíos de Inglaterra por el Rey Eduardo I; la expulsión de los judíos de Francia y el destierro de los judíos de España en 1492.

Durante la víspera a Tishá BeAv se acostumbra ingerir una copiosa cena en preparación para el ayuno, y hacia el final de la tarde se come la Seudá Hamafseket, una comida que consiste únicamente de pan, agua y un huevo duro. La comida que se ingiere en la Seudá Hamafseket se unta levemente en cenizas, simbolizando el duelo al que recuerda esta celebración.

La puesta de sol marca el comienzo de la celebración del Tishá BeAv. En ese momento comienza el ayuno y la prohibición de comer y beber hasta el anochecer del día siguiente. Tampoco está permitido bañarse o lavarse, utilizar zapatos de cuero y tener relaciones conyugales. Tampoco se estudia la Torá, a excepción de textos sobre Tishá BeAv y el duelo, así como algunas secciones del Talmud (incluyendo la historia de Kamtza y Bar Kamtza).

El libro de Eijá (Lamentaciones), el lamento poético de Jeremías por la destrucción de Jerusalén y el Primer Templo se lee en la sinagoga como parte del servicio de la noche. Asimismo, se recitan kinot (elegías) especiales, tanto a la noche como a la mañana.

Fuentes:

Tishá BeAv – El nueve de Av (aishlatino.com)

Tishá BeAv y las 3 Semanas: ¡Todo lo que necesitas saber! (aishlatino.com)

Tisha BeAv – El ayuno en recuerdo a la destrucción del Templo – Festividades (chabad.org)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestra revista:

El Milagro de Alfonso de Ratisbona

Webinar ‘La fiesta judía de Sukkot y su eco en el primer cristianismo’. Por P. Francesco G. Voltaggio.

Conferencia «El Templo de Jerusalén: Estudio histórico-arquitectónico»

Conferencia “El Cuarto Mandamiento ‘Honrar padre y madre’ desde el punto de vista judío y cristiano”.

Conferencia «La Comunidad de los Judíos Karaítas; historia, tradiciones y costumbres»

Consejo internacional de cristianos y judíos

Centro de Estudios Judeo-Cristianos